Tips entorno al pan

 

Kraft-paper-bakery-plastic-bread-bag-French
imagen de https://spanish.alibaba.com/product-detail/kraft-paper-bakery-plastic-bread-bag-french-baguette-long-pouch-with-window-60164706150.html

 

  1. Dejarlo guardado en la bolsa de plástico.
    Es común que cuando vamos a comprar el pan nos lo dan metido en una bolsa de plástico. Si bien no, esto es para su transporte hasta llegar a casa, una vez llegados, lo aconsejable no es dejarlo dentro de dicha bolsa; mejor guardarlo en un lugar donde pueda respirar como viene a ser un cajón de madera, una bolsa de tela, una orza de cerámica etc. No guardar el pan en la nevera:
    El pan contiene almidón. Una vez el pan sale del horno y empieza a enfriarse el almidón se reagrupa hasta alcanzar su estado original de cristalización y por esto llegamos a notar que el pan se pone duro si, además, lo guardamos en la nevera lo único que logramos es que este proceso de critalización se agilice y, por lo tanto, se ponga duro antes.
  2. El color del pan es importante a la hora de decidirnos.
    Vamos a la panadería a comprar nuestro pan y vemos dos panes iguales que sólo se diferencian en una cosa: uno es más claro y el otro algo más oscuro. Tendemos a creer que el más claro es el más tierno y el más quemado más duro y seco. En los panes artesanos es habitual que el color tostado suba en la corteza porque produce más compuestos aromáticos, pero no por ello es un pan más duro y quemado.
  3. No como pan porque llevo una dieta baja en sal.
    A día de hoy existen muchos tipos de panes. De espelta, integral, de chia, pan

    pan sin sal
    Pan sin sal Imagen de http://servipa.cat

    francés, pan de leña…y sí, también el pan sin sal. Si sigues una dieta baja en sal y el pan es una alimento que te vuelve loca/o tan solo debes acercarte a una panadería en la que produzcan y vendan pan sin sal, además no olvidemos que el pan es un alimento rico en nutrientes.

  4. Necesito que el pan me dure una semana.
    Bien, entonces puedes congelarlo tú mismo. Las temperaturas bajas inhiben los cambios asociados con el envejecimiento del pan. Estos cambios están relacionados con la transformación del almidón. Cuanto más fresco esté el pan en el momento de la congelación, mejor durabilidad. También te aconsejamos rebanarlo para congelarlo; de este modo puedes ir descongelando la cantidad de pan que vas a necesitar.
  5. No sé distinguir el pan sin probarlo.
    Nosotros te elaboramos aquí una lista de tips para que puedas distinguirlo.
    Ahora…te adelantamos que cuanto más perfecto más sospechoso.
  6. El pan cuando se pone duro ya no sirve para nada.

    pan duro
    imagen de http://cristinamaior.16mb.com/alimentacion.html

    Hombre…esto no es verdad. Una vez endurecido el pan podemos cortarlo en cubitos y freirlos para echarlos, por ejemplo, en una vichyssoise o aprovecharlo para una sopa castellana. Puedes optar, sino, por hacer pan rallado; lo rallas, lo metes en una bolsa o un bote y lo guardas de nuevo. Al estar rallado la descongelación es más rápida. ¡O bien puedes desayunar unas ricas tostadas!

Estas son tan solo unas ideas. ¿Tienes más ideas tú? Estaremos encantados de que nos las hagas saber.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s